Blogia

Villaclareñas

Intercambia Yolanda Ferrer con federadas de Santa Clara

Intercambia Yolanda Ferrer con federadas de Santa Clara

Las villaclareñas reafirman su compromiso con la Revolución, inmersas en el proceso Octavo Congreso de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC).

 

Así lo constató Yolanda Ferrer, secretaria general de la FMC en su visita a la provincia, y después de participar en la asamblea de base de la delegación #42 de la ciudad de Santa Clara.

 

La preocupación esencial de las mujeres de esta delegación, versa sobre temas como las indisciplinas sociales y la atención a los jóvenes desvinculados al estudio, problemáticas que hoy afectan a la sociedad cubana.

 

El trabajo de la organización femenina insiste en reanudar un grupo de actividades y programas que orienten a la juventud sobre perspectiva y proyectos de vida, vinculados además a las facilidades de estudio y superación que brinda la Revolución Educacional en nuestro país.

 

También se debatió sobre el funcionamiento de las delegaciones de base y el papel que juega la mujer cubana en las principales tareas de la Batalla de Ideas.

 

En este proceso preparatorio del VIII Congreso de la FMC, sobresalen las iniciativas y acciones que las féminas pretenden llevar a la comunidad, para un mejor desarrollo de la cultura e igualdad de género.

 

Yolanda Ferrer, secretaria general de la FMC explicó los principales retos que asume hoy la organización femenina y las perspectivas para el Octavo Congreso, donde el compromiso con Vilma Espín y el Partido, inspira a seguir trabajando por una organización más fortalecida, unida y revolucionaria.

Por: Sandra Cristina - Telecubanacán

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

¿Madres incubadoras en Villa Clara?

¿Madres incubadoras en Villa Clara?

Las madres que hacen la función de incubadoras logran mejores resultados que los obtenidos mediante la técnica tradicional, utilizada para recién nacidos que pesan menos de mil 500 gramos, afirman expertos villaclareños del Hospital Materno Mariana Grajales, que utilizan el servicio piel a piel desde hace más de un año.

 

La asistencia consiste en colocarle a la progenitora un cargador con el neonato de bajo peso que puede ser amamantado, y los efectos son magníficos; declaró la doctora Caridad Herrera, especialista del referido centro, donde unas 30 madres han hecho la función de incubadoras de sus hijos.

 

Las bolsas son confeccionadas con felpas en el propio hospital, el bebé no siente el ruido de la máquina incubadora, sino los latidos del corazón de la madre, y según las investigaciones científicas el contacto directo eleva la calidad de vida del nuevo ser.

 

La doctora Caridad Herrera declaró que este calor piel a piel origina en el bebé mayor desarrollo de la afectividad, inteligencia, y del sistema nervioso central.

 

Claro que el proceder no se le aplica a todos los niños con bajo peso, algunos requieren de la terapia y de otras técnicas nutritivas, pero lo cierto es que cuando las madres hacen la función de la incubadora, sus niños se recuperan en menos tiempo.

 

En el caso de los gemelos, las abuelas pasan también al servicio piel a piel, función que asumen si la progenitora está grave. En otras ocasiones el padre también puede suplir a la esposa en esa función.

 

Lo ideal siempre es el contacto piel a piel, madre-hijo. Esta técnica fue retomada de los ancestros, sobre todo de otras comunidades de América Latina, como Perú, y quizás el primero que la usó de manera empírica no se imaginó los aportes que hizo a la ciencia moderna.

 

Fuente Berta Pulido, de CMHW

Federadas villaclareñas en proceso de balance

Federadas villaclareñas en proceso de balance

El proceso de balance Octavo Congreso de la Federación de Mujeres Cubanas iniciado el pasado 8 de marzo, Día Internacional de la mujer, se desarrolla en todas las delegaciones de base de Villa Clara, según el cronograma previsto para esta etapa.

Niurca Fonseca, funcionaria de la FMC provincial, explicó que tras la convocatoria realizada por Yolanda Ferrer, secretaria general de la organización femenina en nuestro país, comenzó el cronograma que hoy se cumple al 75 por ciento y deberá concluir el 30 de junio.

Durante estas reuniones las federadas analizan aspectos relacionados con la promoción de salud, la lucha contra las indisciplinas sociales, el crecimiento a las filas de la organización, la defensa de la Patria, así como la renovación y ratificación de mandatos, entre otros aspectos.

Estos encuentros son apropiados para proponer las delegadas a las asambleas de bloques y municipios y las precandidatas al Octavo Congreso, previsto para marzo del 2009.

Nuestra provincia seleccionará 4 delegadas directas al cónclave, distinción recayó en que en el Centro de Bioactivos Químicos, la Empresa Militar Industrial Ernesto Guevara, la Em presa Agrofortetal de Jibacoa y el Hospital Ginecobtétrico Marina Grajales de Villa Clara, donde fue ratificada la sicóloga Estrella Rodríguez Luna, quien es además fundadora de la Casa y la Cátedra de de Orientaciópn a la Mujer y la Familia.

Actualmente en más de 103 mil villaclareñas están asociadas a la Federación de Mujeres Cubanas.

María Elena Carrillo

 

Destacan influencia de la mujer en la historia de Cuba

Destacan influencia de la mujer en la historia de Cuba

Investigaciones acerca de la participación femenina en las guerras por la independencia de Cuba en el siglo XIX evidenciaron que la mujer de la época fue una aliada eficaz en esas luchas.

El aporte de las mujeres a la libertad de su Patria es una parte importante de la historiografía cubana, donde se incluyen también las destacadas combatientes Haydée Santamaría, Melba Hernández, Celia Sánchez y Vilma Espín.

Investigaciones acerca de la participación femenina en las guerras por la independencia de Cuba en el siglo XIX evidenciaron que la mujer de la época fue una aliada eficaz en esas luchas.

Figuras como Mariana Grajales y Ana Betancourt, ejemplos de emancipación en una sociedad discriminatoria con respecto a las féminas, sobresalen entre los cientos de madres, esposas e hijas que contribuyeron con las tropas mambisas en el combate contra la metrópoli española en los campos del oriente del país.

La mayor parte de ellas aún permanecen anónimas dijo a la AIN Yarima González, profesora asistente e investigadora de la Universidad Oscar Lucero Moya, de Holguín.

González destacó que con la fragmentación de las familias integradas a la lucha, muchas mujeres se convirtieron en el sustento principal de sus hogares.

Estas patriotas, en su mayoría, se desempeñaron como maestras, costureras, planchadoras, obreras cigarreras o jornaleras agrícolas y desde su posición de amas de casa colaboraron con el Ejército mambí en labores de enfermería, cocina, lavandería y mensajería.

Las investigaciones acerca de la época colonial en Cuba tienen una deuda con la participación femenina en los hechos de ese período precisó Delio Orozco, historiador de la ciudad de Manzanillo, provincia Granma, quien hizo hincapié en la necesidad de ampliar los estudios al respecto.

El aporte de las mujeres a la libertad de su Patria es una parte importante de la historiografía cubana, donde se incluyen también las destacadas combatientes Haydée Santamaría, Melba Hernández, Celia Sánchez y Vilma Espín.

Sesionó en Villa Clara el evento regional Género y Comunicación

Sesionó  en Villa Clara el evento regional Género y Comunicación

Por: Ricardo R. González, periódico Vanguardia.

Un acercamiento a la realidad de la mujer y la familia cubanas a través del
lenguaje y las técnicas comunicativas sustentó el III evento regional de Género y Comunicación, que sesionó en la capital villaclareña.

Más de 30 trabajos fueron defendidos en comisiones que representron temáticas relacionadas con el género, la violencia y la cultura, el género y los medios de comunicación, la masculinidad y la diversidad.

El programa incluyó, también, lo concerniente al género vinculado con la sexualidad, la salud y los ciclos vitales, sin descartar una muestra de productos comunicativos relacionados con la temática.

Participaron periodistas, comunicadores, publicistas, investigadores y miembros de la organización femenina.

Los trabajos representaron, además de Villa Clara, a las provincias de Cienfuegos, Sancti Spítitus, y Ciego de Ávila, y aquellos que fueron reconocidos formarán parte de los que se seleccionarán para representar a Cuba en el VIII Encuentro Iberoamericano de Género y Comunicación convocado para mayo venidero en Ciudad de La Habana.

Dicho certamen es auspiciado por la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), la FMC y la Asociación de Publicistas y Comunicadores de Cuba.

Una doctora en Bolivia sigue los pasos del Che

Una doctora en Bolivia sigue los pasos del Che

Por Yoerky Sánchez Cuéllar

Frente a la Dirección Municipal de Salud de Manicaragua, al sur de Villa Clara, encontré a la doctora Dayamis López Valdés con sus maletas para partir pronto hacia Bolivia. Había pasado algunos días de vacaciones en Cuba y el país andino ya la esperaba para continuar su misión. Intenté un dialogo al instante, pero llegó el taxi y la conversación quedó trunca. Ahora, gracias al correo electrónico, ofrecemos a los lectores de Vanguardia esta entrevista.

—¿Cómo te sientes al andar por las mismas tierras que el Che caminó por el bien de América?

—Caminar por las tierras que pisó el Che provoca una sensación indescriptible, la cual se repite cada vez que se visita la Higuera y demás pueblos cercanos. En mi caso particular sentí una sensación de tristeza profunda, y a la vez, de admiración por un hombre tan grande que no muere aunque pase el tiempo. He tenido la dicha de visitar La Higuera en varias ocasiones y cada vez que voy siento la presencia viva del Che, presente en cada rincón del lugar”.

—¿Cuáles son las experiencias como doctora que más te han impactado durante tu estancia en Bolivia?

—Resultan muchas las experiencias que podrían impactar no solo a un médico, sino a cualquier cubano que tuviese la posibilidad de ver la cruda realidad, que
A pesar de las adversidades de la geografía boliviana, los cooperantes cubanos asisten gratuitamente a los pobladores de la región.


se vive en un país capitalista. Existe una lucha de clases inmensa, en la cual por supuesto siempre el pobre sale perdiendo, siendo este siempre el más explotado, sacrificado e ignorado por la clase pudiente. En lo que a atención médica respecta, nosotros hemos vivido situaciones difíciles con muchos pacientes. En ocasiones damos nuestra propia sangre para poder intervenir quirúrgicamente a un enfermo que inevitablemente moriría si no se opera.

"En este país, además, existe una oposición al gobierno por parte de los intereses burgueses, la cual en ocasiones intenta hacernos una quinta columna, pero nosotros siempre firmes demostramos nuestra capacidad científica y revolucionaria. Llevamos a cabo una labor médica eficiente, capaz de derrotar sin armas a cualquier enemigo. Ejemplo de ello resulta la Operación Milagro, programa especial que se esta realizando en Bolivia, para devolver la vista a miles de personas que no tienen recursos económicos, haciendo realidad el sueño y el compromiso de nuestro Comandante en el ALBA."

—¿Cómo te adaptas a la idiosincrasia del boliviano?

—Los bolivianos son personas humildes , sumergidos en la ignorancia, y con una diferencia racial entre ellos(collas y cambas), que genera conflictos internos en el país, los cuales en la mayor parte de las ocasiones están fomentados por la presencia de múltiples partidos(pluripartidismo), teniendo esto como consecuencia la inestabilidad política , económica y social de Bolivia. Ambos grupos sociales poseen costumbres totalmente diferentes, pero nosotros con la ecuanimidad y respeto que nos caracteriza hemos sido capaces de penetrar a cada una de las casas para poder realizar programas tan importantes como la Operación Milagro y la Misión Educativa que ha tenido también logros significativos. Además, hemos logrado reducir la morbi-mortalidad general, encaminando nuestro trabajo diario a eliminar hábitos y conductas inapropiadas que conspiran contra la salud.

—¿Cuáles fueron tus actividades para el homenaje del 8 de octubre?

—Múltiples actividades realiza la brigada médica cubana en Bolivia en honor al Che, no solo conmemorando su caída en octubre, sino festejando su nacimiento
En la nación andina, médicos y educadores cubanos develaron una tarja en homenaje al Guerrillero heroico.


en junio. El mes pasado constituyó un salto especial, puesto que se desarrolló el Segundo Encuentro Mundial Ernesto Che Guevara, con personas de todo el mundo reunidas en La Higuera. Un grupo de médicos tuvimos la dicha de formar parte de la avanzada que preparó las condiciones necesarias para que la actividad se desarrollara. A mí me encomendaron la tarea de dar servicios médicos en un pueblo cercano de allí, llamado Pucara. El día 8 de estuvo bien cargado de emociones desde que comenzó, pues en la madrugada se efectuó un primer acto en La Higuera y en horas de la mañana se realizó una actividad central en el pueblo de Valle Grande.

—¿Qué significa el Che para ti?

—Todos los cubanos tenemos la dicha de conocer desde pequeños la historia no solo de Cuba, sino del mundo. El Che es más que una parte de la historia, constituye un ídolo, un ejemplo a seguir; su sensibilidad humana, su entereza, su ejemplo presente en cada uno de sus actos, me inspira en mi trabajo diario y me ayuda a luchar cada día por ser una mejor profesional y una mejor persona.





Elegidas como delegadas de circunscripción, 326 villaclareñas.

Elegidas como delegadas de circunscripción,  326 villaclareñas.

De los mil 360 delegados de circunscripción elegidos por el voto directo y secreto de más de 97 por ciento de los electores villaclareños, el 21 y 28 de octubre pasados, 326 son mujeres, que representan el 23,97 por ciento de los seleccionados por el pueblo para conformar las 13 asambleas municipales del Poder Popular.

 

De la amplia cantera de nominados en cada barrio 215 son jóvenes comprendidos entre 16 y 35 años de edad, para el 15,81 por ciento del total de delegados.

 

Los máximos órganos de gobierno en los municipios estarán integrados por mujeres y hombres que representan todos los sectores de la sociedad, entre ellos estudiantes, trabajadores, campesinos, intelectuales, jubilados, amas de casa y combatientes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y el Ministerio del Interior.  

Por Antonio García Acuña.

Mujeres santaclareñas contra el Terrorismo y el Bloqueo

Mujeres santaclareñas contra el Terrorismo y el Bloqueo

Un grupo de especialistas norteamericanos, integrantes del Proyecto Orbis, le negaron a la doctora Niurka Martínez Saborido, en 1997,  la posibilidad de recuperar en parte su visión. Ese año, revela la joven, los oftalmólogos de los Estados Unidos se opusieron a realizar intervenciones quirúrgicas en la Isla, debido a los actos terroristas que habían ocurrido en varios hoteles de Ciudad de La Habana. La política genocida de la Casa Blanca se ensañaba así no solo contra el pueblo —al que ha bloqueado por más de cuatro décadas—, sino también contra una mujer cubana, aquejada de diabetes mellitus a los 28 años, cuyos ojos, desde entonces, nunca más despertaron a la luz por una  cruel e inhumana decisión del Gobierno de Norteamérica. Por eso Niurka, en nombre de todas las féminas del territorio, declaró culpable y condenó enérgicamente al Imperio yanqui, en el  El gobierno norteamericano le impide a Cuba la compra de equipos y aditamentos necesarios para la rehabilitación de los niños sordos e hipoacúsicos.   Tribunal contra el Bloqueo y el Terrorismo, efectuado la víspera en Santa Clara, capital de Villa Clara. Conmovedores testimonios —condenatorios también de las acciones terroristas, y de la injusta guerra económica, comercial y financiera contra Cuba— ofrecieron Roselia Cabrera Llanos, viuda de Juan Francisco Aro, víctima del sabotaje al vapor La Coubre, y familiares de Martín Torres Ruiz, el joven artillero de cola que, junto al piloto villaclareño Luis A. Silva Tablada, ofrendó su vida en Playa Girón en defensa de la soberanía nacional. Durante el encuentro, la Federación de Mujeres Cubanas abogó por el cese de las irracionales medidas implantadas por Bush, que han causado cuantiosos daños morales, materiales y humanos a nuestra familia, y lesionan su más elemental derecho a la vida. Solo en el plano económico, las pérdidas ascienden a más de 89 mil millones de dólares. El Gobierno de los Estados Unidos imposibilita el suministro a Cuba de recursos ópticos de altas precisiones, medios electrónicos, espejuelos de elevadas dioptrías, entre otros implementos oftalmológicos, lo que perjudica sobremanera la rehabilitación y el restablecimiento de personas con discapacidades visuales.   A los pequeños ingresados en la sala de Hematología, E.U.A. no le brinda la posibilidad de utilizar medicamentos de última generación, made in USA, para su recuperación.   Los niños sordos e hipoacúsicos, que necesitan de recursos especiales para su instrucción, están afectados por la inexistencia de prótesis auditivas y aparatos amplificadores —individuales o colectivos—, los cuales les ayudan a captar los sonidos del medio ambiente; pero el bloqueo impide la adquisición de esos dispositivos.  A los pacientes necesitados de un transplante hepático, de riñón o a quienes padecen de una enfermedad hematológica, cáncer u otra patología crónica, se les niega la posibilidad de disponer de un tratamiento de última generación made in USA, por lo que el país tiene que acudir a otros proveedores más lejanos y a un mayor costo.  Desde el triunfo revolucionario, en enero de 1959, nuestra nación ha sido blanco de innumerables restricciones comerciales y acciones terroristas —pantetizaron las participantes en el evento—, con el fin de derrocar al Gbierno revolucionario, asesinar al líder de la Revolución y anexarnos a la Casa Blanca.  Mientras, quienes planean todo su odio sobre Cuba,gozan de plena libertad en las calles de Miami. Por eso, desde el Tribunal contra el Bloqueo y el Terrorismo, las mujeres    

santaclareñas se pronunciaron por que el Gobierno de los Estados Unidos cese su amparo al criminal Luis Posada Carriles y que proceda a su inmediata extradición a Venezuela, para que sea juzgado por sus abominables actos terroristas. Y exigieron la inmediata liberación de nuestros Cinco Héroes, secuestrados injustamente en cárceles de máxima seguridad del Imperio.

Por Marelys Conceción Díaz.

 

Una fundadora de la INPUD rememora como conoció al Che Guevara

Una fundadora de la INPUD rememora como conoció al Che Guevara

Una fundadora de la Industria Nacional Productora de Utensilios Domésticos, IPUD, Primero de Mayo de Villa Clara Adalys Pérez Fernández dialogó un día con el Che. Por eso, mientras escuchaba este domingo el programa Aló Presidente  rememoraba aquel encuentro. Escuchar las evocaciones realizadas por el líder venezolano Hugo Chávez Frías a la personalidad del entonces ministro de industrias, la hicieron vivir otra vez la misma emoción de aquel día de 1964.   

Y cuando sintió la voz del Comandante en Jefe, por primera vez en vivo luego de 18 meses, fue como si volviera a gritar: «¡Fidel en la fábrica!»

 En aquella ocasión se equivocó. «No, no es Fidel, soy el Che pero es igual», le respondió el recién llegado. Un hombre que hoy admira con devoción.  «Estaba sentada de espaldas a la puerta —rememora— y sentí llegar a alguien. Cuando me viré para ver quien era sentí tanta alegría y pegué aquel grito creyendo que era el Comandante en Jefe. Es que como los dos tenían barba, no pude distinguir a primera vista de quién se trataba.» Así fue como Adalys sostuvo una breve conversación con quien había fundado la Industria Productora de Utensilios Domésticos (INPUD) 1ro. de Mayo. «Se interesó por mis estudios e insistió en que me preparara en alguna profesión», comenta una de las dos mujeres fundadoras, aún en activo como especialista comercial, y agrega:  «Todos los días, antes de entrar a mi oficina, realizo un recorrido por la fábrica.  Me satisface comprobar qué marcha bien y cuánto falta para hacer las cosas mejores. En ese chequeo diario siento que el Che me acompaña.» 

Por eso, aunque ya cumplió la edad de la jubilación, Adalys prefiere continuar entregando horas de trabajo a uno de los sueños del Guerrillero Heroico, convertir a esta industria villaclareña en centro de vanguardia de la economía del país.

 

Por Ormayra González Consuegra

Pase usted...está en la Casa de la Mujer y la Familia

Pase usted...está en la Casa de la Mujer y la Familia

En estos 17 años Villa Clara ha sobrepasado los 2 millones 256 mil personas atendidas (de uno y otro sexo). (Fotomontaje: Carlos Rodríguez Torres). 

  Estas personas guían bien sus pasos. No importan sus nombres ni la causa que las conduce al recinto, solo que se dirigen hacia un lugar seguro: a la Casa de Orientación a la Mujer y la Familia, que este 8 de septiembre anda de cumpleaños. Aquel sueño nació hace 17 años en el centro de Cuba. Santa Clara lo bordó con hilo fino, después de analizada otra de las ideas brillantes de Vilma Espín Guillois encaminadas, por aquel entonces, a consolidar los derechos femeninos y la igualdad de la familia en tiempos de coyunturas difíciles para nuestro archipiélago con la entrada de los 90. Las dirigentes locales de esa etapa comenzaron a labrar la sonrisa perfecta» que lograran alas y emprendieran el vuelo. Así, se abrió la primera puerta de dichas casas en la provincia y en Cuba. En el chalet de Carretera Central y calle 3a., del reparto santaclareño de la Vigía, infinidad de colaboradores brindaron aquel día por una nueva historia. Ninguno cobró un centavo adicional por comenzar a soñar sin temor a los tropiezos, en un proyecto que basó su antecedente en la Cátedra Mujer y Desarrollo —creada antes en el Instituto Superior Pedagógico (ISP) Félix Varela—, bajo la conducción de la otrora rectora Mercedes Piñón Jareño. Hoy en el terruño suman 17 casas (una en cada municipio, dos en la capital villaclareña, otra en Jibacoa y la insigne de la provincia), entre las más de 154 existentes en el país. Mayelín Díaz Rodríguez, miembro del secretariado provincial de la FMC, hurga en sus recuerdos, y se detiene en el hecho de que para constituirlas no fue necesario convocar.  «Respetables profesionales del propio ISP, del MINSAP, del Centro Provincial de Educación para la Salud, de Justicia y de múltiples organismos nos tendieron sus manos. Ya sentíamos que nuestros sueños tomaban las sendas de la realidad. Sin el aporte de ellos hubiera sido imposible.» La memoria traiciona. Por eso Mayelín evita mencionar nombres. Habla de excelentes hombres y mujeres identificados con las problemáticas de las féminas, de la familia y de la igualdad, que se sumaron a esta idea sin pensarlo dos veces. Entre ellos, la doctora Xiomara Ruiz Gamio, quien físicamente ya no está; sin embargo, permanece en el quehacer del colectivo. —¿El momento más importante? —Varios… Diría que los programas de adiestramiento con orientación dirigida a oficios como peluquería, masajes, corte y costura y otros tantos que han propiciado, incluso, nuevas fuentes de empleo a personas antes desvinculadas del estudio y el trabajo. —¿Y las novedades del camino? —Hace muy pocos años se insertó el proyecto FOS (auspiciado por Bélgica), encaminado al fortalecimiento de la salud sexual y reproductiva en materia de orientación y capacitación. Ya es aplicable en las casas de Santa Clara, Camajuaní, Manicaragua, Santo Domingo y Caibarién; en tanto uno similar dirigido a contrarrestar  la violencia adquiere vigencia en Placetas y Sagua la Grande. —¿Hasta qué punto rompieron el reto de sacar el trabajo de las casas fuera de las cuatro paredes? —Siempre tuvimos esa preocupación de encasillarnos. De inicio lo hicimos. Dábamos los primeros pasos. Luego, constatamos la necesidad de la extensión comunitaria, de aprovechar la sabiduría de los colaboradores, de aplicar esta experiencia —única en el mundo y totalmente gratuita—, según las problemáticas de cada área y llevarlas hasta allí. —Y cuando hacen una retrospectiva de 17 años, ¿imaginaron que aquellos sueños iniciales valieron la pena y buscaron las alturas? —Pensamos, como organización, que lo soñado no fue en vano. Poco a poco tomamos altura sin creernos que hacemos algo inmaculado, pero de lo que sí estamos seguras es de que todos los sueños encontraron sus  

Nominadas 91 mujeres candidatas a delegadas en Villa Clara

Nominadas 91 mujeres candidatas a delegadas en Villa Clara

Hasta  el pasado jueves se habían desarrollado en la provincia un total de 336 asambleas de nominación de las 354 previstas, con un 84,3 % de asistencia del electorado, en las que se habían nominado a 340 candidatos, de los cuales, 91 son mujeres y 45 jóvenes.

Según refiere la Comisión Electoral Provincial, 139 nominados (el 40,9 % de los propuestos) ocupan en la actualidad funciones de gobierno en las diferentes instancias del Poder Popular, fundamentalmente como delegados de circunscripción.

Las autoridades electorales villaclareñas explican que de las 26 asambleas suspendidas, 17 se deben a la lluvia de estos días, seis a interrupciones eléctricas imprevistas y las restantes tres a otras causas. Aunque aclaran que de ese número, ya se habían recuperado cuatro.

Según valoraciones de esa instancia, a pesar de las inclemencias tiempo el proceso marcha bien, según lo planificado, con una calidad de las reuniones superior y una mejor preparación de las comisiones municipales, de distrito y circunscripción.

La referida Comisión Electoral insiste en la importancia de elegir por el mérito y la capacidad y nominar a hombres y mujeres de pueblo que reúnan las  condiciones para representarlos a las diferentes instancias, desde la base hasta el Parlamento.

En estos comicios —cuya fase de nominación se extenderá hasta el 26 de septiembre— Villa Clara tiene que efectuar 4 mil 084 asambleas, que significan 817 más que hace dos años. De ahí el esfuerzo organizativo que debe realizarse en adelante para que nada falle: desde la asistencia de los electores —lo más importante—, hasta las comunicaciones, vitales en esta tarea.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Vilma en la memoria

Vilma en la memoria

El trino de un ave penetra en uno de los recintos del Instituto de Amistad con los Pueblos (ICAP) en su sede de la Vigía santaclareña donde Iris Maura Menéndez Pérez desempeña sus actuales responsabilidades. Sin embargo, el canto se torna triste. ¿Será que hasta la Naturaleza desdobla su belleza y languidece ante la pérdida de un ser querido?
Así parece. A Iris la conozco. Jamás le había visto sus ojos humedecidos como en esta mañana de miércoles en que echó a volar sus recuerdos. Hablamos largas horas de alguien imprescindible, de Vilma Espín Guillois.
La muerte despiadada nos las arrancó. No se condolió que resultara la delicadeza personificada ni tuvo en cuenta su afición por el ballet, la costura o el bordado en lo que siempre buscaba el anhelado preciosismo. Tampoco pensó en que su pieza musical predilecta resultaba «El mambí», cuya autoría pertenece a Luis Casas Romero, en signo de auténtica cubanía.
Por eso, el tema antológico estuvo presente en la velada a su tributo póstumo en las voces de Beatríz Márquez y Adriano Rodríguez, mientras las manos de Orlando Vistel convertían en preludio el lenguaje del piano.
Vilma no concebía obstentaciones. Sus comidas ideales eran la salsa de perro y esas alitas de pollo frito que prefería ante el más exquisito manjar, acompañadas del refresco embotellado de Cola. No el de la latica que exhibe TuKola o Tropicola, no. Ese simple de botella.
Y evoca quien escribe cómo tuve la dicha de conversar varias veces con ella. Una vez, en el mirador del organopónico Las Marianas, a pleno sol del mediodía, dialogamos mucho. Yo tenía por entonces 12 años menos. Sentía su aprecio y lo consideraba la credencial necesaria para justificar novatadas. Me atreví a preguntarle en el camino si no le molestaba que muchos pronunciaran su apellido de forma incorrecta. Y comentó: Molestarme como tal no, mas debe decirse Guiluá, con acento francés.»
Ello constituye solo una pincelada. El testimonio de lujo le corresponde a Iris cuando Villa Clara realzó su talento a nivel del país al inaugurar la primera Casa de Orientación a la Mujer y la Familia, precedida de la constitución de la Cátedra Mujer y Desarrollo en el Instituto Superior Pedagógico Félix Varela.
Un proyecto nuevo que encontró muchos soñadores y a la vez escépticos. De ese período ¿cuál fue la participación de Vilma? La actual delegada del ICAP en los predios alega que «ha sido una de las experiencias más bonitas en las que he participado. Llevó mucho trabajo y compromisos de infinidad de personas. La materializamos aquí. No obstante, la concepción general compete a Vilma. Para ella la lucha por la plena y definitiva igualdad era, en primer término, la labor con las féminas, sin descartar el resto de la sociedad.»
—¿Por qué la Casa?
—Nuestra Presidenta veía en esta un medio para que las mujeres trabajaran por sus derechos dentro de la propia familia. Dicha experiencia incluyó ideas no solo de Cuba, también del movimiento femenino internacional y en especial del continente en que habitamos.
Eran los días en que regresábamos del análisis de las estrategias de Nairobi (Kenya) con las valoraciones de los programas de las Naciones Unidas destinados a mejorar el status de las mujeres. Entre las tareas planteaban la creación de cátedras universitarias dedicadas a la investigación sobre dichas temáticas.
—Y en este marco surgió la villaclareña?
En efecto. Primero fundamos la Cátedra Mujer y Desarrollo en octubre de 1989. La organizamos con profesionales de excelencia del ISP y con la doctora Mercedes Piñón Jareño, por entonces su rectora, al frente. Las líneas básicas estaban destinadas a impulsar tópicos concernientes a la mujer, la niñez, la juventud y la familia desde el punto de vista docente e investigativo. De aquí retomamos ideas maravillosas que ya presagiaban lo útil de seguir las sendas. Yo diría que esto marcó el precedente para el nacimiento de la Casa, el 8 de septiembre de 1990.
—Desde entonces formó parte de la agenda de Vilma…
Nunca apartó su seguimiento. Eran sus propios sueños. La Casa surgió en el momento en que la FMC buscaba nuevos métodos para enfrentar sus acciones, porque una cualidad de Vilma Espín era la constante renovación. Ella se mantuvo al tanto de cada paso del proyecto y logramos, además de los especialistas consagrados de la Cátedra, la asistencia de otros profesionales de Salud, Educación, del Ministerio de Justicia, del Órgano de Trabajo y Seguridad Social, amas de casa y de otros sectores.
—¿Qué tiempo medió desde que concibieron el propósito hasta que se hizo realidad?
—La Dirección Provincial de la FMC abrió las puertas a todos los que quisieron colaborar. Incluso el ISP contempló dentro del plan de trabajo de sus profesionales la atención a la Casa, y en unos seis u ocho meses aquello se gestó con la mirada casi diaria de Vilma.
—Usted compartió muchas horas junto a la inolvidable dirigente. Si le pidiera un retrato de ella, ¿cómo lo haría?
—En primer orden, era la Revolución. Añadiría después que representaba la clandestinidad, la Sierra (Maestra), la lealtad a Fidel, a Raúl. Era la ternura, la familia, la madre, la amiga. Con Vilma siempre aprendías. Te dejaba un magisterio o profundizabas aquellos detalles que ya conocías. Yo creo que a la persona que mejores conceptos le escuché de cómo debía ser la célula familiar, la sociedad, el futuro… fue a Vilma Espín. Resultaba un privilegio estar a su lado. Pura sensibilidad, justeza, sencillez. Era el amor al pueblo, la amabilidad, la femineidad.
—¿ Es cierto que poseía una memoria extraordinaria?
Hablabas con la amiga de toda la vida. Pasaba el tiempo y cuando te volvía a ver te reconocía. Para mi resultó increíble que ya con varios años fuera del trabajo de la FMC la reencontrara en Bayamo y me identificara como si hubiéramos dejado de vernos pocos meses. Era esa mujer a la que todas quisiéramos parecernos.
¿Conservadora o abierta al diálogo?
— Totalmente abierta. Nunca habló marcada por prejuicios ni tabúes aun en las aristas más escabrosas. Al contrario, partidaria de erradicarlos aunque estaba consciente de que se arrastraban desde siglos. Consideraba que la sociedad tenía que cambiar. La lucha por los derechos de los homosexuales y las lesbianas figuraron entre los aspectos que encontraron sus pronunciamientos. Todo lo que fortaleciera la imagen de la FMC era aceptado. No solo soñaba con lo que se podía hacer, si no que lo impulsaba.
—Vilma Espín recibía cartas del pueblo ¿Tiene usted alguna vivencia?  
Le escribían para plantearle problemáticas de cualquier índole. Tanto mujeres como hombres. En una ocasión le llegó una misiva con el caso de la custodia de una niña que estaba en litigio ante los tribunales. Algo complicado. Ella sin conocer a esa familia se preocupó por los traumas que podía sufrir la pequeña ante aquel vendaval. Personalmente le pidió a nuestra Casa de Orientación que ofreciera todo tipo de apoyo. Incluso llamó varias veces para ver su curso. Ello expresa la confianza de que a través de la FMC se podían atender complejas situaciones.
—¿Anécdotas?
—Yo no sé relatarlas, pero la hacía feliz cuando en el programa de un recorrido le incluíamos un encuentro con las macheteras. Le daba alegría vincularse con personas tan sencillas. Ella hablaba de Santiago, de la Sierra, de Raúl… no visto en el marco de una figura política si no como alguien que habita en el barrio y comparte experiencias.
Fidel plasmó en sus recientes reflexiones que «no por esperada la noticia (del deceso) dejó de golpearme». Sé que Vilma adoraba a Fidel…
—Cierto. Lo veía como alguien de pueblo. Una parte del patrimonio de la gran familia cubana. Eso sí, cuando hablaba de él su voz se tornaba más dulce, sus ojos se volvían alegres y expresivos. Si ella respetó a Fidel, Fidel la reciprocó de igual manera.
—En la búsqueda por Internet hasta los medios de comunicación más reaccionarios mostraron respeto por la figura de esta santiaguera de cuna e ingeniera química de profesión ¿Opina que ello se deba a que Vilma redunda en una personalidad sin tachas?
—Vilma no solo fue (y será) la Presidenta de la FMC. Asistió a cuanto foro, reunión, congreso o asamblea se desarrollara en el mundo a favor de la mujer, la niñez y la familia. Constituía la voz de Cuba. A veces no aparecía en público porque sus enormes responsabilidades en otras esferas lo impedían. Vilma fue y es siempre Vilma. Por eso hasta los enemigos la respetan.   
—Cómo conoció Iris Menéndez el fallecimiento de la dirigente y cuál fue su primer pensamiento?
— Mediante el Noticiero. Quedé en silencio, reviviendo etapas y momentos… Una gran pérdida. Después pensé en muchos detalles, y en que había tenido la suerte de pasar un segmento de mi vida junto a ella. El resto, solo internamente pudiera expresarlo.
—Tras conocerse la noticia, ¿han llegado mensajes al ICAP?
En Villa Clara tenemos estudiantes de 76 países en diversas instituciones. Ellos cuentan con sus brigadas de solidaridad y de todos los centros recibimos condolencias. Los becarios acudieron a los diferentes lugares habilitados para el tributo póstumo, y han llegado correos electrónicos procedentes de Gran Bretaña, Italia y de los propios Estados Unidos.
—Si en dos palabras tuviera que definir a Vilma Espín Guillois, ¿cuáles escogería?
—Lo que siempre ha sido. Una heroína.
Con razón el trino de aquella ave que penetró en el recinto del ICAP se escuchaba triste. La Naturaleza es sabia, y también conoce que el hermoso jardín de la Patria perdió a su tercera flor: Haydée, Celia y ahora Vilma.
Ya no está la Alicia, la Mónica, la Déborah o la Mariela de la clandestinidad o de la Sierra, pero la lírica de su pieza musical predilecta «El mambí» galopa desde la montura cotidiana de quienes se erigen en su amado archipiélago.

Villaclareñas en defensa de los valores patrios

Villaclareñas en defensa de los valores patrios

En barrios y comunidades de los trece municipios de Villa Clara, las integrantes de la Federación de Mujeres Cubanas, FMC. analizan los valores que defienden ellas, como parte del pueblo cubano. El patriotismo, la fidelidad al Partido Comunista de Cuba, a sus máximos líderes Fidel y Raúl y al Socialismo, la consagración al estudio y al trabajo, forman parte de la conciencia nacional, destacan las compañeras en cada encuentro.        También las villaclareñas, a través de la FMC., sienten orgullo de pertenecer a un pueblo que abraza el internacionalismo y lo pone en práctica, con médicos y otros especialista sanitarios, deportivos y constructores en diferentes regiones del mundo.   

Con la consigna lo valores que defendemos, las federadas de la central provincia, desarrollan un proceso de estudio de aquellos principios por los cuales millones cubanos estamos dispuestos dar hasta la propia vida.

Mirtha en primer plano

Mirtha en primer plano

¿Madre o enfermera? ¿Enfermera o madre? Ambas facetas y muchas más, porque resulta un ser humano con enormes virtudes para tributarle a la vida.Ella no necesita la imagen convencional junto al paciente, porque la enfermería le corre por el torrente sanguíneo. Se siente tan libre como ave en vuelo. Que lo digan quienes han tenido la dicha de constatar las virtudes de Mirtha Fernández Fleites, aquella muchachita que en su Rodrigo natal —municipio de Santo Domingo— cursaba la secundaria básica y daba clases nocturnas de superación obrera.Fue entonces cuando le llegó la oportunidad de adentrarse en lo que sería su futuro, en un tiempo en el que «no podía soñar ni imaginaba lo que era el apoyo paramédico». Y con solo asomarse los años 70 recibió el título de enfermera básica en la era en que Los Fórmula V, Sergio Endrigo, Massiel y muchos otros dominaban el panorama musical de aquella década prodigiosa. Para Mirtha también la constituyó. Ya suma 37 calendarios de labor. Confiesa que disfrutó del primer uniforme de hilo con yugos, y de su debut profesional en el hospital gineco-obstétrico Mariana Grajales, donde, con el tiempo, ocupó la jefatura entre sus colegas. Sin embargo, los niños no eran su destino. Sufría solo al pensar que tenía que inyectarlos… Demasiada crudeza para tanta nobleza.Mas, allí comenzó a sonreír, «y creo que, desde entonces, no se me ha agotado la sonrisa. Era muy delgadita, y los propios enfermos decían ahí viene la Palomita. Ya sí sabía de sueños. No obstante, me veía entre los avatares de una unidad quirúrgica o en el intercambio directo con los adultos.»La vida le concedió su deseo. Un día llegó a los quirófanos del hoy hospital universitario Celestino Hernández Robau. Entre lámparas, urgencias y sobresaltos transcurrieron 15 años. Al parecer, las jefaturas forman parte de su existencia, porque asumió la de esa unidad operatoria en lo inherente a su rama, sin apartarse del vínculo docente. Entre esa cotidianidad inició su licenciatura en el nivel superior bajo un total sacrificio.—¿No le parece una paradoja que su propia sensibilidad le haya impedido el trabajo con los menores para enfrentar un universo más rudo dentro de un salón? —La vocación lo define, y sí, puede parecer contradictorio. No resulta solamente la operación, si no lo inesperado, el contacto en vivo con la realidad, la sorpresa de algún diagnóstico, pero fue una verdadera escuela. Sabía que no estaba hecha para niños.Del viejo hospital de la calle Cuba, Mirtha Fernández pasó para el Cardiocentro Dr. Ernesto Che Guevara. Por allí se le ve en la unidad de cuidados postoperatorios o por los pasillos de la dependencia. Sonriente, pero recta, buscando cada detalle con tal de alimentar la espiritualidad colectiva.—Y sin esperarlo surgió la Peña de Mirtha…—Diría que de manera casual, un espacio para compartir poesías y escritos en mi centro. Aquello comenzó como un juego. Una especie de taller experimental que prosigue de la forma más espontánea posible. Hace solo unos días un paciente que toca lindísimo el acordeón me entonó una melodía. La encontré preciosa y quise compartirla con mis compañeras. Esa tarde convidamos al resto de los hospitalizados. Otra paciente improvisó, y creo repartimos así los mejores medicamentos del día en una forma de terapia diferente para embellecer la vida.Casi al término de los 80, concluyó su licenciatura en el nivel superior. La superación constituye para ella la miel acumulada en el panal, Por ello, va a su búsqueda y emprendió un diplomado comunitario en la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas, hasta ver consumada su maestría hace dos años. Aunque le gusta más la asistencia que el magisterio, no descarta sus dotes docentes. Imparte clases en su centro, cuenta con el aval del Instituto Superior de Ciencias Medicas Dr. Serafín Ruiz de Zárate Ruiz, y admira a todos los que quieran apropiarse del conocimiento a fin de ser mejores.—¿Haría de su sabiduría un patrimonio exclusivo?—Desconozco la propiedad privada. Solo de la que hablan los libros de filosofía. Sería injusto negar algo que uno sabe, además de parecerme inútil.—¿En algunas de esas poesías le ha escrito a la vida?—Puede que en algún momento lo haya hecho. La vida es dulce, es el tiempo que te das, debes pasarla con alegría.—¿Y el ser humano?      —Resulta su complemento vital, lo que irradia luz a la existencia.—Entonces, ¿acepta la pluralidad de matices, orientaciones y criterios?—Por supuesto, y no lo veo como resignación o tolerancia, porque si todos fuéramos iguales, ¡qué aburrido sería todo!«Vencer derroteros ocupa otro sitio en el retrato de Mirtha. Si tuviera que autodefinirse, lo haría así: Una mujer optimista que lo único que necesita es tiempo.Ese resulta el cuentamillas indetenible al cual se impuso ante abortos continuados que le impedían disfrutar del don de la maternidad. No quedó otra opción que pasar los nueve meses en cama y hospitalizada. Así logró a su hija Clarissa, hoy diplomada en Filología y cuando menos lo esperaba, llegó Alejandro, que estudia la especialidad de su hermana.—¿Ser madre?—El mayor privilegio. Trazo mi vida antes y después de serlo.—Si tuviera la potestad de configurar la personalidad, ¿qué detalles incluiría?—La pondría alegre, bonita, sincera, solidaria, con mesura en los casos necesarios, porque defiendo mucho la humildad de la gente.—¿Y aquellos que suprimiría?—La envidia, la maldad, las cosas feas de adentro del individuo que se puedan eliminar. No resulta fácil, pero tampoco difícil.Si bien declara que le falta tiempo, asume la secretaría del Comité del Partido en el Cardiocentro villaclareño. Admira los buenos libros y a Martí, «porque él es la propia vida». Ama el entorno de su Parque Vidal, donde a veces se sienta con una amiga al regreso de las faenas para disipar las ansiedades y retomar el equilibrio. La que puede sorprenderle el fregado en la madrugada al ver en este «una especie de trabajo manual en el que han bajado las musas para inspirar algunas de mis poesías.»—Jubilación, ¿le aterra?—En absoluto. Una etapa llamada para asumirla. Lo que sí aseguro que las cuatro paredes de la casa no serán mi compañía. Me imagino en un recital de poesías, en una actividad en El Mejunje, visitando a los amigos… en el arte de crear sin dejar de ser yo.—Entonces, ¿podremos imaginar a Mirtha Fernández de anfitriona, por ejemplo, de una peña de la UNEAC?—Si me conceden el privilegio, acepto el reto, ¿por qué no?

Por Ricardo R. González

Entre espinas y flores

Entre espinas y flores

René González cumple injusta condena de 15 años de privación de libertad en los Estados Unidos. ¿Su delito? Prevenir a Cuba de las acciones terroristas organizadas por la mafia anticubana.

 Pero la cárcel no ha podido encerrar su dignidad y perseverancia.  Tampoco la admiración por su madre: Irma Sehwerert Mileham. El domingo 13 de mayo, un vuelo entre rejas le acercó a quien le dio la luz de la vida, y a quien pudiera dedicarle los versos de José Martí: “Mírame, madre,Y por tu amor, no llores:Si esclavo de mi edad y mis doctrinasTu mártir corazón llené de espinas,

Piensa que nacen entre espinas, flores”.

 Irma sabe que su hijo despega cada amanecer con la libertad de quien tiene de su lado la verdad y la justicia. Asimismo, ella comprendió la trascendencia de la misión de René y de otros cuatro cubanos encarcelados desde 1998 por luchar contra el terrorismo. «Al principio cerraba la puerta de mi cuarto. Me faltaba el aire porque no podía concebir que ellos permanecieran en prisión; pero después uno va adaptándose, al verlos con optimismo, con firmeza... que no han dejado de sonreír, de ser personas alegres, algo que realmente valoras porque son sus principios los que los han mantenido íntegros. Entonces, eso te tranquiliza»; asegura Irma Sehwerert, una mujer de extraordinaria fortaleza.«En cierta ocasión nos reunimos en la ciudad de Camagüey con un grupo de madres que perdieron sus hijos en Angola, con familiares de mártires, y lo digo honestamente, no pude hablar una palabra al ver esas madres dándonos aliento a nosotros. Pero cómo es posible —me decía— son ellas las que debían estar sentadas aquí, porque los míos están vivos, pero ellas no tienen la posibilidad de ver a los suyos, qué les puedo decir yo a estas madres, a quienes debemos nosotras rendirle homenaje. Por lo tanto, esta es la etapa que nos ha tocado, y tenemos que vivirla a la altura de lo que se pide por la humanidad». Mayo sugiere enaltecer a las madres y esposas de los Héroes encarcelados. Son mujeres que vivirán un domingo signado para la unificación familiar sin los seres amados, sin su cariño cercano; mas, contarán con el afecto de los cubanos y con el de las personas dignas del mundo, que las han acompañado durante estos casi nueve años de reclamo de justicia para los luchadores antiterroristas.«Durante las visitas a la prisión lo primero que conversamos es: hijo, estás más delgado, ¿tú estás comiendo?, ¿estás haciendo demasiados ejercicios?, ¿te estás cuidando? «A él le interesa mucho la situación de Cuba, es un tema que no falta... y los vecinos. Nosotros tenemos esa costumbre, él empieza a preguntarme por cada uno de los amigos, cómo están... y los encuentros transcurren con mucha alegría, nos reímos muchísimo, no damos cabida a la tristeza. Diría que allí nadie sonríe, en cambio, nosotros nos pasamos todo el tiempo riéndonos de las cosas de Roberto y René, pues me entero de todas las maldades que ellos hacían cuando eran pequeños, y no las sabía, entonces me digo pero cómo ustedes han hecho esas cosas y me vengo a enterar ahora»; confiesa Irma, en un repaso por la vida que se detiene en la ternura.«René es el ser más noble que hay sobre la tierra, pero tiene unos prontos, que en un momento tú no sabes lo que va a hacer, y eso era una de las cosas que más me preocupaba a mí. Por ejemplo, la injusticia no la resistió nunca, desde pequeño. Lo caracteriza un desinterés total por lo material, René puede vivir en una selva y ser el ser más feliz de la tierra, él es así, y desde niño fue muy cariñoso, muy noble. De mis tres hijos, él es el más cariñoso». René González, ciudadano norteamericano, fue sancionado a 15 años de cárcel. Un tema devenido en polémica, al decir de su madre:«No concibo que él regrese antes que sus compañeros, y él tampoco. Claro, vivimos con la esperanza de que eso no puede ser, de que van a volver los Cinco. Entonces le digo: bueno, mi hijo, cualquier cosa tú tienes que ser disciplinado. Yo no quiero que retorne solo, sino que sean los Cinco los que regresen».Y llegará ese momento. «Con dolor hay que reconocer que se fueron muy jóvenes de Cuba a cumplir una misión, pero ya han pasado casi nueve años, y ya no son tan jóvenes... y el tiempo va pasando; pero tenemos confianza en el pueblo norteamericano —y en su concepto de familia— pero no le ha llegado toda la información sobre el caso. Por ese motivo los Cinco siguen presos. Estamos convencidos de que cuando la opinión pública norteamericana conozca la verdad, seguro van a sentir un gran pesar al conocer que estos cinco hombres, que también estaban defendiendo ese pueblo, vivan ya tantos años privados de libertad.«Yo nunca he llorado en público, porque esa no es la actitud, debemos ser firmes, y expresar nuestra convicción de continuar la lucha para que los Cinco regresen a casa», aseveró Irma Sehwerert, la madre que no llora por su amor, pues sabe que nacen entre espinas, flores.   Fuente Xiomara Rodríguez Cruz  5/12/2007 

Reciben dos villaclareñas Orden Lázaro Peña de la Central de Trabajadores de Cuba

El Primero de Mayo, Josefa Quintana Pérez y Rafaela Mendoza Valdés, obreras de la fábrica de tabacos Mariano Pérez López (Balí), de Placetas, ven realizado un anhelo común: el de asistir a los festejos conmemorativos por el Día Internacional de los Trabajadores en la Plaza de la Revolución José Martí, en la capital del país. Ellas ganaron ese derecho al resultar invitadas a la magna celebración en La Habana, donde recibirán la Orden Lázaro Peña de Tercer Grado, en virtud de la consagración mostrada durante años en el desempeño de sus labores. «En realidad, me sorprendió la noticia sobre esta condecoración. Poseo la “Jesús Menéndez” y la de Hazaña Laboral, pero esta no la esperaba. Cuando me lo comunicaron me puse muy nerviosa. Eché a llorar y ni hablar podía de tanta emoción.»  Josefa Quintana Pérez   Así expresó Josefa, Vanguardia Nacional del sector tabacalero desde hace 13 años, para quien el nuevo título la colma moralmente de satisfacciones. «No se trata de que uno trabaje con la finalidad de ser recompensado. Yo lo hago para cumplir con mi deber social, pero tales estímulos no dejan de tocarle a uno muy adentro», señaló esta mujer, desenvuelta en el diálogo, cuyas pupilas, según la ocasión, acusan tonalidades desde el azul celeste hasta fulgores más intensos. De sus 42 años de vida, 22 los ha dedicado a la exigente tarea de moldear con hábiles dedos la oscura hoja del tabaco para convertirla en un hermoso producto de exquisita y aromática presencia. Aunque en los últimos tiempos su principal función reside en la formación de nuevos tabaqueros, a los que trasmite sus conocimientos y experiencias, a fin de que el oficio, de hondas raíces históricas en el secular devenir cubano, se prolongue a través de las jóvenes generaciones. Me gusta enseñar, dice Josefa, y precisó que este es el quinto curso que imparte, incluido uno en Vueltas. De ello se enorgullese mucho cada vez que observa el progreso mostrado por sus alumnos en la mesa de labor. «Les enseño que para ser buenos tabaqueros deben amar lo que hacen. Si no es así, no podrán elaborar un torcido de calidad.» Ella también comenzó como aprendíz. Por entonces había matriculado ingeniería mecánica en Cienfuegos, pero desistió. No le gustó la carrera. Vino para Placetas, donde un tío, empleado de la tabaquería, la introdujo en ese medio. «Tenía 20 años, y a los 29 me convertí en profesora», acotó la obrera, que se define como una persona integral, porque a la vez participa en la gestión de los CDR, de la Federación y de la defensa.  Aseguró la placeteña que en la capitalina Plaza de la Revolución unirá su voz a la de miles de participantes en la celebración para condenar una vez más la liberación de Posada Carriles, mientras los Cinco Héroes cubanos guardan rigurosa prisión en las cárceles norteñas. LA ORDEN REPRESENTA UN SERIO COMPROMISO En 1982 comenzó Rafaela Mendoza Valdés en la fábrica de tabacos placeteña, y a partir de 1993 ha sumado 13 años consecutivos la condición de Vanguardia Nacional, que hoy ostenta con el mismo orgullo que le produce la posesión de la Orden Jesús Menéndez y la de Hazaña Laboral.  Rafaela Mendoza Valdés    Pensaba que eran los máximos honores que a los que podía llegar. Por eso, cuando fue notificada de que recibiría la Orden Lázaro Peña, no se pudo contener. La emoción se desbocó, y con ella las lágrimas, de manera incontenible, humanamente normal. «Para mí ese preciado otorgamiento representa un serio compromiso, el de continuar luchando por ser mejor cada día en mi puesto, que es el único modo de corresponder a esta Revolución que me ha dado tanto, en primer lugar la oportunidad de ser una mujer digna y reconocida por la sociedad.»   A Rafaela el oficio le viene en la sangre, por herencia, pues la madre y el hermano también se emplean en esa noble actividad de confeccionar un producto, que tanto prestigia a la industria cubana del torcido en el escenario internacional. Este es un trabajo maravilloso —explicó—, que tiene sus exigencias, pero se siente placer por el esfuerzo que demanda, y al propio tiempo satisface una necesidad económicamente importante para la Revolución. En la actualidad, simultanea sus quehaceres con el de secretaria del núcleo del Partido y funge como organizadora del bloque 49 de la FMC en su lugar de residencia. Ella es natural de Caracusey, en el lomerío escambradeño. Cuatro años tenía al triunfar la Revolución, y de aquellos años turbulentos guarda tristes recuerdos de la estancia familiar en la zona, que pronto se infectó con la presencia de bandas armadas. Su padre, por el hecho de defender las justas transformaciones sociales que ya tenían lugar en la Isla, debió abandonar la región, porque los alzados le amenazaron de muerte.  Al igual que su compañera, la oportunidad de merecer la alta distinción otorgada por la CTC y la de estar ambas este Primero de Mayo en el acto nacional capitalino, llena de contento a esta sencilla mujer. No solo a ella. También a los familiares, y en especial, a sus dos hijos, de quienes recibe el indispensable cariño y comprensión. Odalis Santana, la secretaria del Buró Sindical, las considera ejemplos para el colectivo y un gran estímulo para todos los trabajadores del centro.  Otros trabajadores villaclareños que serán reconocidos este Primero de Mayo Orden Lázaro Peña de Segundo Grado: Jorge Luis Llerena Rodríguez de la Empresa: Agropecuaria Militar de Motembo, en Corralillo.Orden Lázaro Peña de Tercer Grado: Palgelis la Rosa Soto: Despalillo de Camajuaní.Medalla Hazaña Laboral: Simón Molina Rodríguez, miembro del cuerpo DELTA Seguridad.  

Luchadora por los derechos de la mujer rindió homenaje al Che en Santa Clara

Luchadora por los derechos de la mujer rindió homenaje al Che en Santa Clara

La luchadora por los derechos de la mujer Corinne Kumar, secretaria general de la organización internacional "El Taller" con sede en Túnez, declaró tras recorrer el Memorial Ernesto Guevara en la ciudad de Santa Clara, que este encuentro con el Che le entregó una fuerza interior y enriquecedora, al acercarse a quien representa una luz para la esperanza de los pueblos del mundo. «Frente al monumento pensé que parte de mi corazón es cubano»; aseveró la amiga que desde hace 12 años visita la Isla, donde participó en la Corte Internacional de Mujeres contra el Bloqueo, celebrada en La Habana, 22 de marzo de 2002. En relación con este tema, afirmó que, al trabajar en la preparación de la audiencia, conoció valiosos testimonios a través de los cuales constató la capacidad de sobrevivencia diaria de las cubanas, y cómo sonríen —con un elevado espíritu— a las limitaciones que impone el bloqueo económico, financiero y humanitario de los Estados Unidos.  Durante un intercambio con un grupo de villaclareñas, Corinne Kumar se refirió a la labor que realiza en la organización de las cortes femeninas, un espacio para la resistencia, donde se escuchan nuevas voces del sur que reta el nuevo orden global y se ofrece una visión diferente al poder hegemónico. Igualmente la activista anunció la celebración de otras cortes en diferentes naciones, entre las que se encuentra una sobre los pobres y desamparados, a efectuarse en los Estados Unidos el próximo año.

Por:Xiomara Rodríguez

Pleno del Comité Provincial de la Federación de Mujeres Cubanas

Pleno del Comité Provincial de la Federación de Mujeres Cubanas

Fieles a nuestra herencia

«Y mi mujer, ¿qué piensa —dijo el hombre—
¡ Nadie me diga que no ha venido mi mujer,
que no ha venido al mundo mi mujer todavía!»

Sidroc Ramos


Aquí estamos. Firmes, fuertes, capaces como siempre. Fieles a la herencia que nos han legado. Nadie podrá decir que las mujeres no opinaron. ¿Cómo vamos a limitarnos a escuchar? El terrorista que han dejado libre ha mutilado a tantas familias que no podemos estar calladas. Debemos repetir hasta el cansancio el grito de: ¡Justicia!
Aquí estamos. Hijas, madres, esposas, abuelas, hermanas, compañeras como siempre. Nadie puede decir que las mujeres no lucharon. Hemos venido a enarbolar la esperanza transformada en consigna y no nos importa qué abogados, qué estirpe de letrados es esa que paga altas sumas de dinero para devolver al mundo una serpiente. Nosotras agitaremos las pancartas durante todos los días de todas las manifestaciones.
Aquí estamos. Blancas, negras, chinas, indias, todas una misma raza. Apresamos la magnitud de este momento histórico conscientes de nuestro papel ante este notición que nos cayó de golpe en nuestras manos. ¿Cómo pudo ser mujer la jueza que fijara fianza para un asesino? ¿No teme por sus hijos, por su madre, sus hermanos? ¿Acaso no ella pudo con aquel ramalazo de sombras que le entraban por los ojos?
Aquí estamos. Rubias, trigueñas, cabelleras canas, cubanas todas. Siempre cubanas. Aquí estamos Tanias, Claras, Marianas. Aquí estamos Celias, las que encontramos siempre las palabras, los modos, las esencias para exigir del gobierno que engendra el terrorismo que ahorre demagogia y enjuicie al asesino.
Porque avanzamos al ritmo violento de la vida, guardamos en el pecho un vigor incontenible. Porque en nuestras voces hallarán los enemigos la misma resonancia de un golpe de tambor; aquí estamos. Niñas, adolescentes, jóvenes, viejas, todas con la misma dimensión del poeta, la misma estatura de las montañas, la fuerza de un contingente de maestros voluntarios, la ética de un destacamento de médicos internacionalistas, el poder impulsor de una Revolución y la gran fortuna heredada de la historia.
Aquí estamos, sin lágrimas, sin llantos. No hemos olvidado ninguna de las cosas que nos pasan y nos rondan. Y con nuestras verdades más altas que las palmas, con nuestra sed de justicia más terca que ese sol que no se apaga, en este pueblo, donde el dolor de una madre es el dolor de todos, la pena de una esposa es la lucha de todos, y la angustia de los hijos, la tristeza de la hermana, las ansias, compañeras, esas ansias que nos impulsan a juntar nuestras voces en un coro de voces guerrilleras para exigir: no queremos la muerte del verdugo, queremos justicia. No admitimos más engaños, ni caminos morosamente allanados.
Señor omnipotente de la Casa Blanca, aquí estamos. Esta masa compacta y combatiente convoca a un asalto al cielo y a una sola voz le advierte: No lloro. No capitulo. No maldigo. No imploro. En honor a todos nuestros muertos y junto a las víctimas y los mutilados te exigimos: ¡Vete y llévate contigo todo lo podrido de este mundo! Queremos otros vientos, vientos justos, vientos que no permitan más terror, vientos que griten al aire la felicidad de los humildes, vientos que tiren al suelo todo el mal y toda la injusticia. Y para que eso suceda aquí estamos elevando clamores y enarbolando con fuerza nuestras banderas.

Villaclareñas contra el terrorismo

Villaclareñas contra el terrorismo

La decisiòn de dejar en libertad al asesino Luis Posada Carriles fue denunciada en Santa Clara, durante un acto efectuado en el parque Leoncio Vidal, con la asistencia de más de 10 mil personas.

Entre las oradoras se encontraba Alicia Campos, secretaria general de la Federaciòn de Mujeres Cubanas en la provincia de Villa Clara quien denunciò el doble rasero de la administraciòn de la Casa Blanca que mientras mantiene en prisiòn a cinco cubanos luchadores contra el terrorismo le ha abierto las rejas al connotado asesino confeso y activo Luis Posada Carriles, autor del sabotaje al aviòn de Cubana en las costas de Barbados en 1976 y que costò la vida a los 73 pasajeros, incluido el equipo juvenil de esgrima de la Mayor de Las Antillas. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

En el INIVIT parte de la fuerza laboral es femenina

En el INIVIT parte de la fuerza laboral es femenina

La Natura tiende sus jugarretas. Llegar al Instituto Nacional de Investigaciones en Viandas Tropicales (INIVIT) bajo sol radiante, y de pronto, constatar que un aguacerito caprichoso de enero bendice la tierra, resulta para muchos un canto de alabanza por un agua que cae sobre plantas no exentas de estrés, porque los cultivos no escapan a los secretos del surco.

Más que utopías son realidades. Bien lo sabe el doctor Sergio Rodríguez Morales, quien, de los 39 años de existencia de este centro, lleva 16 al frente de sus destinos y el resto, como vicedirector.

Ello le permite afirmar que dichos misterios se pueden conocer sin menospreciar la interrelación con el medio ambiente y el factor humano, a tenor de que cada productor cuenta con su sabiduría.

En medio de todo, impera combinar métodos y el logro de semillas más vigorosas obtenidas por fases genéticas, pues fisiológicamente las plantaciones reciben las grietas del agotamiento, envejecen y degeneran.

Impedirlo constituye una de las líneas fundamentales de este complejo dominicano, en busca de ese «traje a la medida» que, al decir de Sergio, favorezca otras aristas del quehacer agrícola, si se toma en cuenta que el 70 % de los suelos cubanos exhibe las marcas de la erosión o muestra ciertos rasgos de afectaciones en su fertilidad, ante cambios climáticos más agresivos, nuevas plagas y enfermedades o el déficit de insumos que incitan a la búsqueda de alternativas.

TONADA GUAJIRA

El preludio en el INIVIT no brota ni desde el tres ni del laúd. Sale del intelecto y de la labor de 370 trabajadores, de los cuales 63 cuentan con el título de investigadores y más del 80 % de su plantilla porta el distintivo de anirista.

Cada año le impone retos ante el difícil camino de obtener variedades de raíces y tubérculos (viandas) tropicales o de plátanos y bananos con el ciclo productivo completo, sin descartar el mejoramiento genético, la fitotecnia de los cultivos (biofertilizantes, nutrición, uso de medios biológicos), hasta llegar a la producción de semillas.

«Las dos visitas realizadas por Fidel Castro al INIVIT —afirma Rodríguez Morales— dejaron latiente este mensaje. El logro de nuevas variedades que no sustituyen los métodos convencionales, y, a la vez, perfeccionar la sendas de la biotecnología.»

Y aparece el dilema: el mundo contemporáneo aboga por productos de calidad y libres de contaminación. Ese universo exige el intercambio a través de vitroplantas que eliminan patógenos transmitidos por semillas y posibilitan multiplicar las variedades en menor tiempo.

Estas garantías han propiciado la firma de múltiples convenios foráneos con la institución villaclareña, que presenta, entre otros avances, el tercer banco de germoplasma (conjunto del material hereditario transmitido en la reproducción a la descendencia por medio de los gametos o células reproductoras) de boniato (Ipomoea batatas) en Latinoamérica, con 650 variedades, solo superado por Perú y Brasil, y en igual posición, el de yuca (Manihot esculenta), con primacía de Colombia y del propio coloso sudamericano.

Si algo no admite el INIVIT es la exclusividad del conocimiento. Sus semillas de plátano (Musa spp.), yuca, malanga (Colocasia esculenta o Xanthosoma spp.), boniato, maíz (Zea mays) y calabaza (Cucurbita pepo L), aparecen por cualquier punto del caimán antillano.

La experiencia, los golpes de la vida, el saber escuchar al productor y el fitomejoramiento participativo, resultan fortalezas de su sistema.

Si no que lo diga Pastor Venereo, un campesino pinareño cuyos boniatos se siembran en el Yabú de Santa Clara. O aquel cultor holguinero que, en tiempos de aguda sequía por aquella zona, cogía el estiércol vacuno con una mezcla de agua, situaba las estacas de yuca y brotaban en su totalidad.

«Eso es generalizar. No importa a quién pertenezca la tecnología, lo valedero está en los resultados. Ese es el propósito del Grupo Nacional de Viandas. No somos jueces ni un equipo de imposiciones. Simplemente, colaboradores que portamos la asesoría de un compromiso productivo en cada municipio del país, y los que abrimos las puertas a las FAR, el MININT, a la tarea Álvaro Reynoso, al MICONS y a todo organismo que, aun con una pequeña parcelita, esté relacionado con la agricultura, pues está comprobado que si se respeta el hombre de campo puede cambiar su mentalidad a la hora de mejorar los cultivos», enfatiza Sergio Rodríguez.

Habrá que buscar variedades y tecnologías según las particularidades del terreno, sin olvidar que en esta rama «con agua solo no se engorda». Las técnicas hay que defenderlas, y el plátano, por ejemplo, lleva su cuota de potasio y urea.

Así anda el magisterio del INIVIT villaclareño, aunque insatisfecho, porque todavía no ha conseguido que los saldos investigativos satisfagan las necesidades sociales ni el signo de generalización corra a la par por todo el país, mientras los impactos de la sequía o las eventualidades de un huracán o de determinadas enfermedades continúan sin respuestas de mayor eficiencia.

También es cierto que la población los cuestiona si las viandas desaparecen de mercados y placitas, cuando hay mecanismos burocráticos de comercialización y distribución que escapan de sus manos.

A pesar de todo, el INIVIT logra credenciales irrebatibles. Especialistas de primera línea imparten sus conocimientos en Venezuela, Ghana, Nigeria, y un grupo partirá en breve hacia Panamá, sin excluir asesorías en México y en otras naciones.

Y por encima de todo, vislumbra como el único Instituto Nacional alejado de los contornos de una Habana citadina, pues tesón y profesionalidad sobran para concederles el pasaporte a los cultores.

REGISTROS 2006

—La generalización de nuevos clones de yuca, boniato y malanga, así como la extensión de otros de plátano vianda y burro a otras partes del universo.

—Manejo integrado para el control de las principales plagas que afectan los cultivos.

—Técnicas biotecnológicas destinadas a la micropropagación masiva de las plantas.

—Metodología para la regeneración de plantas, a partir de suspensiones celulares en plátano vianda. Ello posibilita que pueda reducir la altura tradicional de las plantaciones, según intereses de los programas que buscan mejor adaptación a coyunturas climáticas y atmosféricas adversas.

Por: Ricardo R: González 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres